Mentalidad Sin LímitesMentalidad Sin Límites


Cómo Manejar Las Emociones

Escrito Por: Katherine Giraldo


Las emociones son simplemente nuestra manera de comportarnos y de sentirnos frente a un estímulo.

Así como hay emociones positivas, también otras son negativas, por lo  tanto es importante de cualquier manera, aprender a manejarlas de forma óptima.

Lo primero que debo decir, es que algo fundamental para que vivas la vida que deseas y estés en todo momento como quieres estar, debes saber manejarte a ti mismo desde tu interior.

La mayoría de personas no tienen control sobre sus vidas ni sus sentimientos, porque no saben manejarse o mantenerse a sí mismos bajo lo que ellos mismos desean.

Tú debes saber que la manera como vives cada minuto que pasa, es gracias a como llevas las riendas de tu propia vida, tanto interiormente como de forma exterior.

Así que, en este artículo lo que pretendo es darte algunas ideas para que aprendas cómo manejar las emociones en tu vida, producidas en cualquier momento por causa de algún estímulo del exterior.

Habla Con Alguien

Cuando sentimos cualquier emoción en nuestro interior, lo mejor es manifestarla en el exterior y no “tragársela” para sí solo.

Lo más probable es que en tu vida tengas amigos o personas de confianza que puedan escucharte cuando tú los necesites. Y es a estas personas, a las que debes acudir.

Si por ejemplo estás sintiendo ira, entonces no es que vas a ir a golpearlos o algo así, simplemente vas y tratas de hablar con ellos, y de contarles la emoción que estás sintiendo, así no le cuentes la causa.

Esto te ayudará de alguna manera a sentir que te liberaste de un peso, y la calma por ello empieza a fluir en tu interior.

Por otro lado, si lo que sientes es enojo hacia alguien, hablar con alguien también es bueno.

Es tanto, yo personalmente cuando siento enojo con alguien, busco a esa misma persona y se lo digo, sin necesidad de peleas ni golpes, simplemente le expreso mi disgusto, le hago saber que a lo mejor en los próximos minutos no esté de ánimo para hablarle y le pido que si le parece bien, aclaremos el mal entendido con una conversación, cuando ya me encuentre (o nos encontremos) más calmada (más calmados).

Pero si tú por ahora no cuentas con el control suficiente sobre ti mismo como para buscar a quien alteró tus emociones y hablar con él de forma racional, entonces cualquier otra persona que te escuche, puede servir.

Y pues si sientes una emoción positiva, qué mejor que trasmitirla a nuestros amigos y familiares para vivirla al máximo 😉

Manifiesta Tu Emoción A Solas

Si hablar con alguien no es un punto a favor para ti, entonces la mejor recomendación es que manifiestes tu emoción a solas.

Si es una emoción de ira, enojo, tristeza o cualquier que no sea positiva, entonces puedes buscar un lugar donde puedas llorar, o coger una almohada y ponerla en tu cara para gritar fuerte.

También una buena idea, puede ser escribir en un papel (o más papeles, si lo necesitas) todo lo que sientes, hacia quién, por qué, etc. Desahogarte con tu propia escritura es algo bueno, y hasta podrías decidir luego pasarle ese papel a quien ayudó para que te sintieras mal.

De cualquier manera, lo que quiero que entiendas es que lo mejor ante cualquier emoción, es Exteriorizarla y vivirla de la forma más saludable.

Si lo que sientes es mucha alegría, felicidad o entusiasmo y no encuentras a alguien con quien compartirlo, puedes también expresarlo para ti mismo con saltos de alegría, con llanto de felicidad, y hasta puedes premiarte con algún helado por estar teniendo buenas emociones, que son las que realmente te ayudan a estar bien de salud.

Recuerda Los Límites

Lo más difícil cuando se está viviendo alguna emoción, es pensar racional y objetivamente sobre ello. Pero, sobre todo en el caso de una emoción negativa, TIENES que recordar los límites.

El maltrato y la violencia son consecuencia muy comunes (lastimosamente) en momentos donde se está pasando por un episodio negativo en la vida.

Debes tener claro:

  1. NADIE tiene la culpa de la manera como te sientes. Tú mismo eres el que tiene el control mental de tu vida y nadie puede afectarte ni positiva ni negativamente si tú no decides que así sea. Así que pegarle o insultar a alguien, es lo más patético (y perdón por ser tan dura) que puedes hacer. Si necesitas gritar o romper cosas, pues hazlo a solas y daña TUS cosas, si es que no las valoras.
  2. Algunos llegan al punto de maltratarse a sí mismos con palabras o hasta con golpes en sus cuerpos… Pues déjame decirte que esta tampoco es la salida. NADA ganarás con hacerte daño, ni verbal ni físicamente. Simplemente desahógate y, de verdad, considera los límites que tienes para hacerlo. Que pases un mal rato en tu vida por tu propia culpa, no te hace el más malo ni el más tonto de la humanidad, así que no te sientas inferior a nadie por ello, porque es algo que todos vivimos.

Respira Profundo

Esto es lo que todo el mundo dice siempre…

Sin embargo, por algo será. La respiración ayuda a controlar nuestro ritmo cardíaco, nos ayuda a controlar la adrenalina que sentimos dentro ante cualquier emoción.

Respirar profundo y de la manera correcta (inhalando por la nariz y exhalando por la boca), te provee control sobre tu cuerpo, te ayuda a relajar tus músculos y a destensionarte, y esto es algo realmente positivo.

Un momento de ira, puede terminar con un ataque al corazón o, como se le conoce, un paro cardíaco, si no sabemos controlarnos. Así que vale la pena tenerlo en cuenta, por tu propia vida.

Piensa Objetivamente Lo Que Pasó

Cuando estamos cegados por alguna emoción, sobre todo por las negativas, es muy difícil pensar las cosas, y por eso simplemente no te recomiendo que lo hagas en ese momento.

Sin embargo, cuando ya haya pasado el momento de ira o de enojo que estabas viviendo, y cuando ya te hayas desahogado y calmado por la respiración y por hablar con alguien o expresar tus emociones a solas… Entonces puedes tomarte un tiempo para pensar lo que pasó de manera objetiva.

Piensa, qué fue lo que te hizo sentir así, y si realmente valió la pena… Piensa, en qué te ayudará ese mal momento de aquí a 1 semana, de aquí a 1 año y de aquí a 10 años… Piensa de qué otra manera pudiste reaccionar que no hubiese sido negativas, y haz una lista de ventajas y desventajas de ambos comportamientos.

La idea es que Pienses las cosas, y que las pienses ya con tu mente y no “con el corazón”.

Esto a lo mejor no cambie el mal momento que pasaste, pero sin duda, te ayudará a tener más control la próxima vez.

Recuerda que finalmente eres libre de sentir lo que quieras, y también de manifestarlo, aunque esto últimamente SOLAMENTE es posible, si sabes respetar los derechos del otro.

Y bueno, ya que estás leyendo este artículo, y que a lo mejor en este momento estás tranquilo y calmado, yo lo que quiero que tengas en cuenta es que tu vida es tal cual como tú mismo la diseñas.

Así que, empezar cada día con una sonrisa, y con gran entusiasmo, es una buenísima idea para mantenerte en paz contigo mismo.

Recuerda que eres tú quien es tu mente diseñas tu propia realidad, así que llénala de buenos pensamientos y sentimientos siempre.

Nadie, absolutamente NADIE puede hacerte lo que tú no quieras ni desees. Nadie tiene el poder para controlar ni tus emociones, ni tus sentimientos, ni mucho menos lo que vives… Eres solamente tú quien decide reír bajo la tormenta o llorar en un día soleado y lleno de vida 😉

Decide hoy mismo que de aquí en adelante, todos tus sentimientos serán en la mayor de las veces, sentimientos positivos. Y comprométete a que se cumpla 😉