Mentalidad Sin LímitesMentalidad Sin Límites


Técnicas Probadas Científicamente Para Reducir El Estrés

Escrito Por: Katherine Giraldo


En la sociedad de hoy, es fácil detectar a muchas personas diariamente en un “corre-corre” extremo… Cumpliendo un horario de trabajo, ocupándose de que su familia esté bien, buscando tiempos a solas, estando al tanto de sus hogares y finalmente, terminando el día con un gran cansancio sobre su cuerpo y su mente, que sólo les permite ver el sofá para acostarse en el, encender la televisión y simplemente relajarse.

Y aquí, viene el problema de sentir la misma sensación de cansancio y agotamiento frente a la TV, dado que esta, en realidad nunca (o rara vez) provee verdadera paz y armonía como para relajarse.

Según estudios científicos, las estrategias menos efectivas para reducir el estrés se presentan en ver televisión y películas por largo tiempo, jugar juegos de azar, comprar de manera repulsiva, fumar, beber, comer en exceso, jugar videojuegos y navegar grandes lapsos de tiempo por internet, sin estar haciendo nada productivo.

La razón por la que estas actividades no proveen la reducción del estrés, se debe a que estimulan el área del cerebro que se ocupa de las ansias y el deseo. En lugar de descansar, se quedan atrapados en la anticipación de lo que sucederá en el próximo capítulo de ese programa de televisión que vieron, o siguen jugando aquel videojuego para saber cómo es el próximo nivel.

Después de un par de horas de “relax”, el cerebro ahora está más activo que antes, y tú piensas que la solución es ir a dormir un rato… Pero no, aunque duermas tu cerebro seguirá activo, hasta podrás soñar con eso que estabas viendo en la TV o en la internet 😛

Entonces, ¿Cuál es la verdadera solución?, ¿Cómo podemos “apagar” el estrés del día, y realmente relajarnos, renovando de paso nuestros niveles de energía?

Bueno, la Asociación Americana de Psicología (APA), sugiere que las actividades más efectivas para reducir el estrés, son:

  1. Ejercitarte o practicar algún deporte.
  2. Meditar a solas en un lugar alejado de bulla y, si es posible, de otras personas.
  3. Leer una hora diaria de un libro que te satisfaga.
  4. Escuchar música, posiblemente suave y relajante.
  5. Verte en persona y pasar tiempo con aquellos que te proveen diversión y alegría.
  6. Recibir un masaje constantemente o un día de Spa a la semana.
  7. Visitar lugares nuevos y disfrutar de pequeños detalles como el caminar por el parque o por la orilla de la playa.
  8. Adoptar un pasatiempo creativo y que te apasione para realizarlo diariamente, sin exceder el tiempo que dediques a ello.

Estas actividades, pueden proveerte descanso, relajación y armonía, si te enfocas en hacerlo bien y en recibir de ello paz,  tranquilidad y alegría.

Y a nivel científico, queda demostrado que la correcta realización de estas actividades, produce una liberación de buenos productos químicos en el cerebro como la serotonina y la oxitocina, lo cual activamente va reduciendo los niveles de estrés.

Para darte un ejemplo, tenemos a la enfermera Luisa trabajando en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. A diario se ocupa de las situaciones de emergencia relacionadas con la vida de los bebés recién nacidos. A menudo, cuando acaba su turno, termina absolutamente estresada por la ejecución de su trabajo y la producción de adrenalina.

Durante mucho tiempo, nuestra enfermera Luisa no supo con claridad qué hacer para lidiar con el estrés de su trabajo. Ella también era de las que llegaba a su casa directo a la TV con la intención de “despejar su mente”, y después de dos horas en ello, se sentía mucho más cansada e invadida por más estrés.

Finalmente, se encontró con lo citado por la APA sobre el estrés, y al leer acerca de las actividades que promueven el alivio efectivo de la tensión y el estrés, Luisa adoptó un pasatiempo creativo en el cual se podía desempeñar mientras no estuviera cumpliendo su turno laboral.

Recordó que cuando era niña, solía visitar a su abuela durante las vacaciones escolares, y mientras estaban frente a la chimenea, ella le enseñó a tejer. Esto, hizo que Luisa pensara en un perfecto plan.

Al día siguiente, cuando llegó a casa del Hospital con la necesidad de relajarse, en lugar de encender el televisor, Luisa coloco algo de música jazz suave, sacó el cesto de la lana y empezó a tejer.

Había algo casi terapéutico en el ritmo de sus agujas al tejer, y ella descubrió que en realidad era una buena manera de relajarse y despejar su mente.

Y por supuesto, Luisa sabía exactamente la manera en que aprovecharía su nuevo hábito para sentir una satisfacción mayor… Empezó a tejer sombreritos para los bebés internados en su unidad de trabajo 😀

Claro, al principio estaban un poco oxidadas sus habilidades de tejido adquiridas en la infancia, pero al poco tiempo, ya se encontraba terminando un sombrerito cada noche.

Al final, Luisa no sólo encontró una manera realmente eficaz de reducir sus niveles de estrés y de relajarse, sino que también lograba hacer noche tras noche sombreritos para los bebés del hospital, lo cuál producía una gran alegría en su interior.

Así que ahora, es tu turno de escoger la manera correcta de lidiar con tu estrés.

Si has estado utilizando una estrategia ineficaz en el pasado, puedes empezar a explorar cada una de las opciones que te he mostrado anteriormente, las cuales han sido probadas científicamente como promotoras de una verdadera relajación.

Y al encontrar la estrategia que te ha servido, no sólo sentirás cómo tus días, tu cuerpo y tu mente terminan bien, sino que también puedes compartirla con nosotros a través de los comentarios en la parte de abajo 🙂 Si llegase a ser una opción diferente a las dadas anteriormente, ¡Mucho mejor!