Mentalidad Sin LímitesMentalidad Sin Límites


Acaso, ¿Te Detiene El Rechazo?

Escrito Por: Katherine Giraldo


Las personas por naturaleza, buscamos ser aceptados socialmente, pertenecer a grupos y ser tenidos en cuenta ante los demás.

Ahora, es justamente lo que nos lleva a crear fortalecer una identidad propia, y a congeniar con personas afines a nuestra forma de ser. Y esto, lo puedes comprobar echándole un vistazo a tus amigos o familiares… Notarás que podrán tener varias cosas en común, no necesariamente en carácter o gustos, sino por ejemplo en mentalidad.

Pero, por momentos, parece que nada de esto resultara bien, que por instantes no cumpliéramos como los estándares en determinado grupo o situación para ser aceptados… Algo sin duda difícil.

He de suponer que alguna vez has sido rechazado, a lo mejor por una persona del sexo opuesto cuando intentaste seducirla, o en una entrevista de trabajo te dejaron de lado, o para una reunión social no fuiste tomado en cuenta, etc.

Piensa por un momento, ¿Cuál fue tu reacción ante ese rechazo?, ¿Experimentaste un bajonazo de autoestima por ello?, ¿Sentiste superioridad al pensar que «ellos pierden»?, y finalmente, ¿Te detuvo el rechazo de alcanzar algún objetivo?

Imaginemos por ejemplo un vendedor puerta a puerta. No es un secreto, que –por más que sea el mejor vendedor del mundo— el 100% de las veces NO podrá concretar una venta.

Habrán clientes que no tengan dinero, habrán otros que no estén interesados y habrán otros que lo rechacen.

¿Y tú crees que esto fue suficiente motivo para que aquel vendedor dejara de perseverar y un día fuera millonario a causa de crear sus propios Emprendimientos? ¡CLARO QUE NO!

El rechazo es simplemente una forma de fracasar, y hagas lo que hagas, pienses como pienses, seas quien sea, Inevitablemente Fracasarás.

Sabiendo esto, sólo queda una alternativa ante el rechazo y ante el fracaso, una de la que ninguna persona está exenta: Seguir Adelante.

Nada ni nadie será suficiente motivo para detenerte, nosotros tuvimos el privilegio que muchos no tuvieron en el pasado y aún así triunfaron, y es justamente la era de la información en la que estamos envueltos, la infinidad (literal) de oportunidades y maneras de crecer.

Y finalmente, si antes has permitido que el rechazo te detuviera para lograr tus metas y para llegar tan lejos como puedes, es hora de que reconsideres tus acciones y sepas de una vez por todas que esto, es inherente a tu crecimiento… Así que, ¡Ánimo!