Mentalidad Sin LímitesMentalidad Sin Límites


¿Cómo Pensar Positivamente?

Escrito Por: Katherine Giraldo


La mayoría de personas, piensan equivocadamente que el positivismo es simplemente ver el mundo de colores y lleno de mariposas en cada rincón y esquina.

Confunden el positivismo, con un optimismo ciego, con una visión de la vida fácil, fuera de lo que realmente es y representa.

Sin duda, nuestro pensamiento es una de las herramientas más importantes dentro de la caja de herramientas que es nuestra mente.

Esta herramienta, al igual que todas, sirven para dos cosas: Para el bien y para el mal propio.

Tú, en el lugar donde te encuentras hoy, por las situaciones que hoy atraviesas, la calidad de vida que tienes… Todo es gracias, a la manera en que piensas.

Pensar negativo, es pensar que todo es malo, es pensar que la vida es dura y que nadie podrá cambiarlo, es el pensamiento del conformismo y el fatalismo, la visión del mundo como un espacio lleno de sufrimientos y dolor, donde nadie puede lograr más de lo que su suerte le permita… ¿Logras identificar algún patrón conocido?

Pues bueno, en pocas palabras, el pensamiento negativo es aquel que se encuentra implantado en las personas fracasadas, pobres, amargadas, destruidas y que por años siguen en el mismo lugar, sometidas a condiciones externas para vivir.

Ahora, si tú has llegado hasta aquí, es porque reconoces en ti alguna mínima pizca de negativismo, y quieres cambiar ello para verdaderamente ser feliz y vivir la vida que quieres.

Hay dos principales rasgos que deben cambiar en ti para pensar positivamente, son las siguientes:

La Comunicación Contigo Mismo

Quiero que pienses por un instante, ¿Cómo es ese lenguaje que utilizas para hablar contigo mismo?, ¿Cuáles son las palabras que utilizas para expresar dentro de tu mente lo que piensas?

El lenguaje que tenemos consigo mismos, revela nuestros verdaderos deseos con el mundo y con la vida. Algunos piensan que cuando hablan internamente simplemente nadie lo sabe porque nadie los escucha…

Pues bien, quiero decirte mi querido amigo que el mundo sí sabe lo que piensas. ¿Sabes por qué? Porque tus pensamientos son realmente frecuencias que vibran junto a las frecuencias del universo similares a él, lo cual lleva a representar en la realidad aquello que acabas de pensar.

Este, es un concepto de la ley de atracción, que es la principal encargada de hacer que justamente lo que hay dentro de ti, se manifieste en tu exterior.

Desde muy niños, hemos aprendido a pensar y a hablar (tanto interna como externamente) utilizando el «No»… «No cojas ese cuadro», «No corras por la casa», «No tengo dinero», «No hagas tanto ruido», «No comas en la cama», no, No y NO.

De esta manera, hemos aprendido a expresar nuestros deseos de la misma manera, teniendo el «No» por delante. Aquí van ejemplo: «No quiero más deudas», «No quiero vivir mal», «No quiero ser pobre», «No me gusta mi trabajo», «No soporto a mi jefe», «No quieor que mis hijos sufran», «No quiero llegar a viejo solo», etc…

¿¡Ves!? De alguna extraña manera, todo es No.

¡ Es este el punto clave de lo que tu realidad representa! El universo no entiende el «No», no diferencia entre las frecuencias que emana tu pensamiento aquellas que expresan lo que NO quieres, el simplemente reconoce algo como «No quiero deudas», «No quiero enfermarme», y claro, de ahí es que te surgen más deudas y la enfermedad te ataca.

El unico modo de cambiar tu mundo «exterior», es transformar primero tu mundo «interior».

— Harv. Eker.

No es que porque tengas más deudas entonces piensas en no tenerlas, ¡Es porque piensas en no tenerlas que las tienes!

Entonces, ¿Cuál es la manera correcta de hablar con nosotros mismos? Expresando lo que SI queremos en nuestra vida y por lo que vamos camino a obtener.

Claro, algunos dirán: «Ah, es suficiente simple… Quiero tener un auto, quiero tener un palacio, quiero tener muchas mujeres, quiero tener un buen cuerpo, quiero que el mundo me ame y quiero tener empleados. Listo, ahora me siento aquí a esperar que todo se me haga realidad.»

Pues no, tampoco funciona así. Lo único que haces pensando de este modo es Autoengañarte, es saber en tu interior que nada será realidad y te frustrarás.

No vale la pena creerse el chico listo, el amo del universo que con solo decir cosas remotamente imposibles para sí mismo, las consigue por atracción.

Tú debes empezar a cambiar tus palabras y al mismo tiempo tus acciones para recibir lo que anhelas. Pensar positivamente, es decirte a ti mismo «Estoy camino a lograr una vida saludable y un buen cuerpo, aumentando de paso mi energía y productividad diaria», y aparte de pensar, al mismo tiempo estás saliendo a ejercitarte cada mañana y has cambiado tu alacena para desechar los alimentos poco saludables y reemplazarlos por alimentos que sean buena fuente de energía.

Exprésale al mundo LO QUE QUIERES, y empieza a actuar paso a paso en busca de ello. Sin dudas, el universo quiere que logres tu máximo potencial, y aún así tu lenguaje y tus deseos son órdenes para él.

Empieza a albergar un pensamiento y un lenguaje comunicativo contigo mismo, que te permita atraer el cumplimiento de tus sueños y aquello que anhelas.

Deja de quejarte, deja de querer echarle la culpa a los demás de tu mala racha, deja de justificarte y de sacar excusas. Tu vida es producto de ti mismo, de tus pensamientos, sentimientos, decisiones y acciones… ¡Cambia entonces tú mismo! Porque eres tu responsabilidad, y si tú no actúas en pro a tu éxito y a vida que sueñas, créeme que nadie más puede hacerlo por ti.

Sé Terco, Sordo Y Mudo Ante El Mundo

Después de aprender la relación que debes llevar contigo mismo para acercarte cada vez más a lo que sueñas y deseas… Ahora viene el cambio que debes tomar de manera externa.

Como dije antes, la mayoría de personas piensan negativamente porque simplemente tienen una mala definición de lo que es pensar positivo.

Esas personas, son excelentes en resistirse al cambio y en sostener que su manera de pensar y de ver la vida, es simplemente la correcta. No les basta verse en la quiebra, para seguir pensando que siempre han tenido la razón.

¿Qué debes hacer tú frente a ellos?, ¿Cómo actuar en medio de tanto negativismo sin dejar que eso te contagie? Realmente, es simple pero difícil.

Debes ser terco para seguir en marcha del camino que has escogido, para llevar a cabo tus ideas sin importar cuántos están en contra, cuántos te dicen que no lo lograrás. Y por supuesto, debes estar seguro antes de empezar a actuar, que ese camino te llevará a grandes triunfos, para así sentir la seguridad de correr de forma indicada y poder ser terco ante todo lo que te quiera detener.

Debes ser sordo a palabras de fracaso, a palabras de desanimo y de negativismo. No importa si en tu casa o en tu familia todos son negativos, tú debes ser diferente por tu bien, debes seguir adelante y ser sordo a sus vanas palabras de conformismo. No escuches noticias o medios de comunicación masiva que sólo hablan de muerte y desgracia, que tienen convencidos a todos de «la crisis mundial» y de la escasez de recursos.

Y finalmente, debes ser mudo y prudente frente a ellos que no te quieren apoyar porque piensan que vas en mal camino, debes callar tus ideas y tus planes de acción ante los que te quieren desmotivar y justificar de mil maneras que no lo lograrás. Sinceramente es preferiblemente no hablar muchas veces ante personas que amamos, pero que no nos pueden ayudar porque están sumamente envenenadas de negativismo.

No tengas rencor hacia otros, no guardes resentimiento ante nadie a tu alrededor… Porque recuerda que tus sentimientos nacen de tus pensamientos y terminan convirtiéndose en tu realidad.

Confía en ti mismo, confía en que lo lograrás porque el universo está a tu favor y porque tú no paras de correr. Al final, todos verán tu éxito y los resultados les demostrarán que ellos estaban equivocado.

Tú sigue con felicidad, con satisfacción de ir por el camino correcto. Recuerda siempre que sólo el pensar positivo te ayudará a llegar lejos, aún cuando atravieses oscuros bosques que quieren nublar tu vista. Mantén el enfoque en tus metas, en tus sueños, en aquello que quieres lograr. No te detengas a dudar, solamente confía 😉 ¡Más temprano que tarde, llegarás!