Mentalidad Sin LímitesMentalidad Sin Límites


¿En Qué Estás Pensando?

Escrito Por: Katherine Giraldo


El día de hoy quiero que reflexionemos sobre nuestros pensamientos, sobre la forma en que utilizamos nuestra mente en el diario vivir.

Para empezar, vamos a recordar lo más básico acerca de la mente: Está compuesta por varias unidades; en este caso, hablaremos de dos de ellas. La mente Consciente y la mente Subconsciente.

Algunos pueden estar pensando que, a lo que me refiero, es a que tenemos dos mentes… Pero no, no es así. Míralo como si tu mente fuera una casa, donde el subconsciente representa la cocina y el consciente el comedor. Son dos espacios, en una misma casa.

Ahora, vamos a recordar lo que cada una de ellas hace: La mente subconsciente almacena toda la información que recibe por medio de los sentidos, convirtiéndola en hábitos, costumbres, fobias (a partir de experiencias desagradables), carácter, personalidad, etc.

Es decir, el subconsciente simplemente recibe la información y la guarda dentro de ti, para reproducirla en tu día a día en forma de pensamientos y acciones.

Por otro lado, la mente consciente es la que ejercitamos a diario por medio de la toma de decisiones, el análisis, el razonamiento y la «cabeza fría», cosas a las que les dedicamos tiempo y energía mental para elegir lo que vamos a hacer.

Entonces, habiendo ya recordado esto, quiero que pasemos a analizar el uso de le damos a nuestra mente consciente.

Pero antes, te contaré un poco más de la mente subconsciente. ¿Sabías que ésta mente es la que se encarga de tu respiración, cuando ni siquiera estás recordando que respiras?, ¿Sabías que ella es la que mantiene a tu corazón latiendo para que se mantenga una circulación sanguínea en tu cuerpo?, ¿Sabías que es gracias a ella que parpadeas, sin tener tú que preocuparte por ello?

Así es, la mente subconsciente se encarga de todos aquellos procesos que tu cuerpo necesita realizar cada segundo, sin que siquiera se lo tengas que ordenar o recordar, ya que ella permite que enfoques tu atención en otro tipo de cosas.

¿Me entiendes? Te lo digo de una forma más simple: La mente subconsciente te libera de procesos repetitivos en tu vida, para dejar que pienses lo demás que quieras pensar.

Entonces, sabiendo que nuestra mente subconsciente se dedica a repetir y a almacenar información, sólo nos queda hablar de nuestra mente consciente.

¿Qué haces a diario?, ¿Cómo aprovechas tu tiempo?, ¿Cuáles son tus pensamientos?, ¿Qué tipo de información estás dejando que pase a tu subconsciente para que se convierta en un hábito o proceso repetitivo?, ¿Acaso analizas conscientemente todo lo que quiere entrar en tu ser, o simplemente dejas que pase sin fijarte en ello?

Tu mente consciente es la que utilizas para escribir una carta, pensando en cada palabra que vas a decir; es la que ejercitas cuando estás haciendo un examen, esforzándote para recordar la información que antes has recibido y que debes tener en tu subconsciente programada.

Entonces, tu responsabilidad solamente es de saber lo que haces con tu mente consciente, porque tu subconsciente sabe «defenderse sola». Sólo debes ocuparte de que el consciente sea la puerta de entrada al subconsciente, y en el consciente desechas la información que no te ayuda a crecer, y le das paso a lo positivo para tu ser.

¿Acaso te pasas los días llorando por los problemas sin esforzarte ni un poquito para crear soluciones?, ¿O más bien estás pensando que eres un inútil y que tus sueños son imposibles, antes de empezar a correr en busca de ellos y en darte cuenta de lo valioso que eres?

Tu mente subconsciente MERECE que seas responsable con tu vida, que hagas tu trabajo de enriquecer tu ser solamente con la información que te impulse a crecer.

Deja ya de analizar las causas de la pobreza y más bien aprende la ciencia que enseña cómo hacerte rico. Deja de pensar en la dura vida que tuviste en el pasado, y más bien ocúpate de crear un mejor futuro. Deja de alimentar tus miedos en tu mente subconsciente, y más bien salta al vacío y enfréntalos con coraje.

Estoy segura que si tan sólo por un día tuvieras que ocuparte Conscientemente de respirar, de parpadear, de impulsar a tu corazón a que palpite y de mantenerte tu cuerpo a una buena temperatura… A lo mejor morirías.

Valora la gran ayuda que tu mente subconsciente te da ocupándose de que VIVAS un segundo más cada día.

Tu puedes escoger qué se convierte en hábito y que no por medio de la repetición, puedes reemplazar la información negativa de tu mente subconsciente, implantando una positiva a cambio. Puedes reprogramarte y dejar inactivo el piloto automático que tiene tu nave, adquiriendo tú la responsabilidad de vivir Conscientemente, aceptando lo bueno y rechazando lo malo.

Y bueno, finalmente la pregunta es: ¿En Qué Estás Pensando? 😉