Mentalidad Sin LímitesMentalidad Sin Límites


¿Eres Una Persona Masoquista?

Escrito Por: Katherine Giraldo


Las personas, naturalmente vamos en busca del placer, del bienestar, de aquello que nos hace sentir cómodos y satisfechos… Todo esto, mientras evitamos el dolor, la frustración y el sufrimiento de cualquier tipo.

Sin embargo, hay en el mundo personas que encuentran en el dolor, un profundo placer… Increíble, ¿Verdad?

Pues, a estas personas, se les llama desde hace algún tiempo: Masoquistas.

El masoquismo, es una característica humana ligada al dolor, al sufrimiento.

Aunque una gran parte de la definición de esta palabra se basa en la sexualidad, ahora también se han descrito comportamientos masoquistas fuera de esta área.

En cuanto a la sexualidad, el masoquismo está presente en aquellas personas que sienten placer o excitación mientras su pareja les pega, los amarra, los esposa, los encadena, entre otras cosas.

Todo esto, provoca dolor físico y aún así, permite que la persona masoquista sienta excitación mientras se practica.

En cuanto a otras áreas, el masoquismo puede presentarse también a nivel psicológico, por ejemplo cuando una persona tiene un sentimiento de culpa dentro de sí, y se hace la víctima en medio de alguna situación.

Los antecedentes del masoquismo, pueden ser diferentes en las personas que lo padecen… Una de las causas más conocidas, es el sufrimiento que pudo vivir una persona en su infancia o niñez, y que inconscientemente tradujo el dolor como la demostración de amor y cariño.

Ahora bien, teniendo alguna idea de lo que significa el masoquismo, es hora de que te evalúes tú mismo.

Lo primero que muchos dirán es «Noo, claro que no, yo no soy masoquista, para nada»… Sin embargo, deberían empezar a recordar detalladamente algunos momentos de su vida y ver si realmente fueron sumisos en alguna situación.

Si algún día tuviste que dejar de lado tu voluntad por hacer la de otro, entonces fuiste masoquista.

Si vives cumpliendo unas reglas que no te satisfacen y que te llevan a actuar de manera indeseada, entonces eres masoquista.

Si te autoengañas y engañas a otro fingiendo placer en medio de alguna situación, sólo para no hacerlo sentir mal o algo parecido, entonces estás siendo masoquista.

En fin, son muchas las simples actitudes que nos hacen masoquistas, y nos llevan por un camino que no nos hace bien.

Ahora, debes tener en cuenta que hay un límite bien marcado, donde el masoquismo se vuelve un problema médico o psiquiátrico, lo cual deberías atender con el cuidado requerido.

Ser masoquista es dejarte a ti mismo de lado para que otro pase por encima tuyo de alguna manera. En la vida necesitamos asertividad para alojar lo que queremos y desechar lo que no queremos.

Piénsalo por un momento… Te darás cuenta que la sumisión o la tolerancia con otros, no es tan buena como parece 😉