Mentalidad Sin LímitesMentalidad Sin Límites


Empatía

Escrito Por: Katherine Giraldo


La empatía, es la capacidad de llevarnos bien con las demás personas, de relacionarnos de forma sana con aquellos que nos rodean y de generar amistades y conocidos casi en cualquier parte que nos encontremos.

Ser una persona empatica o extrovertida, es simplemente ser una persona con la facilidad de dar una buena impresión a otros, así no los conozca, y de traer un buen aire de confianza aún frente a quienes ve por primera vez.

Algo muy bonito de la empatía, y una ventaja que debo resaltar en este artículo, es que las personas con éste sentido de extroversión y de sociabilidad, no mezclan sus experiencias personales con los demás.

Es decir, una persona con empatía no precualifica a los demás, ni levanta prejuicios de alguien que no conoce. Ni siquiera sus propios estados de ánimo le impiden regalar una sonrisa o unas buenas palabras a los demás en cualquier momento.

La diferencia, es que las personas que no tienen este valor de la empatía en sus vidas, terminan cobrando sus malos momentos con los demás, como si ellos fueran los culpables. Algo que no es bueno de ninguna manera.

La empatía es casi un requisito a la hora de querer alcanzar el éxito, ya que nos facilita la creación de relaciones interpersonales con los demás, y por ende, nos lleva a conocer con personas que puedan ayudarnos a alcanzar nuestros sueños.

Hasta para comprar alimentos en un supermercado, necesitamos comunicarnos con la cajera para cancelar nuestra compra, y hasta en algo tan simple, la empatía es nuestro mejor amiga.

De cualquier manera, las personas con empatía son mejor aceptadas por los demás a diferencia de otro tipo de personalidades.

Un persona sonriente, alegre y que contagia buena energía, es mucho mejor tenerla al lado cuando vamos en un bus, en comparación a una con mala cara, que mira feo y que responde con malas palabras a lo que se le pregunta, ¿Verdad?

Así que, es mucho mejor y favorable para ti mismo y para los demás, que practiques la empatía… Ya verás todos los beneficios que puede traerte en la práctica 😉