Mentalidad Sin LímitesMentalidad Sin Límites


La Mentalidad En Relaciones De Pareja

Escrito Por: Katherine Giraldo


Muchos pensarán que una relación de pareja, solamente se crea y se mantiene con besos, abrazos, relaciones sexuales y listo.

Suponen que dejando de lado temas más complejos como la confianza, la honestidad, el compañerismo y demás, se logra llegar a un final feliz en la relación.

Y claro, estas parejas que piensan así, próximamente tendrán una ruptura amorosa por problemas en su relación.

Cuando dos personas deciden juntarse y compartir sus vidas de manera tan íntima, necesitan tener en cuenta varias cosas: La primera de ellas, es que son dos personas absolutamente diferentes.

Ninguna persona es exactamente igual a otra, por más afín que pueda ser en gustos o preferencias, su mentalidad tendrá algo diferente al resto del mundo.

¿Por qué tiene que ser así? Es simple. Porque nadie más ha vivido lo que tú has vivido, exactamente en el mismo momento que tú lo viviste, ni en el mismo lugar, ni bajo las mismas condiciones y mucho menos, bajo tu misma percepción de la situación.

Sólo tú eres el protagonista de tus experiencias, y sobre todo de la manera en que las ves y dejas que marquen tu vida.

Entonces, cuando se forma una relación de pareja, simplemente estas dos personas tienen que ser diferentes, y por tanto, ya hay un obstáculo a superar para poder convivir.

Sabemos que nuestra mentalidad es la que define la realidad de nuestras vidas, y por ende, nuestras relaciones interpersonales.

Por lo tanto, es sumamente importante encontrar un equilibrio armonioso entre la mentalidad del uno, y la mentalidad del otro.

Un ejemplo muy sencillo que demuestra lo importante de la mentalidad en una relación, es imaginarse una persona negativa al lado de una positiva. ¿Te imaginas las aspiraciones tan diferentes del uno y del otro?, ¿Te imaginas el lenguaje tan diferente de ambos para hablar?

Yo personalmente, me atrevo a decir que una pareja así, no tiene mucho futuro… A no ser que se haga algo para solucionarlo.

Y aquí viene otro punto interesante: Las personas involucradas en una relación, deben estar dispuestas a mejorar, a Desarrollarse Personalmente.

No se trata de que uno tenga que cambiar por el otro, no es que alguno tenga que someterse a la manera de ser del otro y conformarse siendo sumiso ante ello. Hace muchos años a lo mejor funcionaba así, las mujeres debían someterse a su marido, etc… Afortunadamente, hemos evolucionado 😉

Ambas personas deben estar consciente de que simplemente no son perfectas, de que así como tienen virtudes, también tienen defectos, y de que su mentalidad puede no estar completamente bien programada, y por lo tanto, deben mejorar.

En conclusión, las personas involucradas en una relación, deben estar en busca de una mejor mentalidad cada uno, para luego pasar a tener una mejor relación de pareja.

¿Y cómo hacerlo? Pueden empezar mejorando su diálogo interno, sus afirmaciones, la visualización de sus deseos y hasta los mismos sueños que están soñando.