Mentalidad Sin LímitesMentalidad Sin Límites


4 Acciones Que Conllevan A La Separación Matrimonial

Escrito Por: Katherine Giraldo


¿Tú también sueñas con una relación de pareja que dure toda la vida?

La mayoría de las personas anhelamos construir una relación amorosa con otra persona, que perdure hasta nuestro último aliento.

Sin embargo, parece que hay una gran brecha entre nuestro deseo y la puesta en práctica de el, ¿Verdad?

¿Por qué tantos matrimonios (o noviazgos), terminan en corazones rotos y decepciones amorosas?

¿De quién es la culpa?, ¿De los demás o de nosotros mismos?

Pues bien, debo decirte que una gran cantidad de relaciones amorosas, no llegan al punto de la separación por razones tan obvias como la violencia o el engaño.

Y bueno, también todos los que llegan a éste punto, no llegaron ahí de la noche a la mañana. Hubo un proceso de distanciamiento de por medio, que derrumbó todos los sueños de felicidad y amor eterno.

En general, a veces somos perezosos y creemos que el mantenimiento saludable de una relación amorosa no requiere esfuerzo o trabajo diario.

Nos confiamos en que «El amor hará todo» y en que nuestro trabajo sólo fue al principio en el punto de romance, que de ahí para allá todo ocurre naturalmente.

Pues no, el amor sí requiere trabajo. Así como las personas cambian, las relaciones también pueden cambiar si no se llevan de la mejor manera.

Así que si tú te encuentras seriamente comprometido con dar todo de ti porque tu relación amorosa permanezca en pie, entonces es muy importante que prestes atención a estas 4 maneras de destruirlo que pasan desapercibidas:

1. La Incomprensión Y La Falta De Ayuda/Apoyo

Tan fácil que es soñar con la persona perfecta, ¿Verdad?

Tan sencillo que es creer que estamos junto a alguien sin mancha ni error alguno, ¿Cierto?

A veces solemos olvidar que nuestra relación de pareja está conformada por dos personas imperfectas, con defectos y errores en su vida de cualquier manera.

Nos cegamos ante la realidad que nuestra mente quiere crear, respecto a que «tenemos el hombre ideal», y dejamos de lado la incomprensión de sus errores, y de sus fallas.

¿Te ha pasado que tu pareja olvide la cita que se pusieron una noche para encontrarse al día siguiente en aquel hermoso lago?

¿Llegaste a pensar que a lo mejor estaba con otra mujer, que ya no te quería o que ya simplemente las cosas tenían que terminar?

Pues a lo mejor lo que en realidad pasó, es que tu pareja lo olvidó por causa de su trabajo, o de sus quehaceres diarios… Claro, como no es perfecto.

¿Y qué hiciste al día siguiente cuando te encontraste con él?

¿Le reclamaste a gritos que por qué te faltó a la cita, y le pediste explicaciones agresivas, insinuando que probablemente estaba con otra?

Porque esa es la reacción más típica… Sobre todo en mujeres.

A esto se llega, justo cuando la incomprensión y la falta de conocimiento de nuestra pareja, se apodera de la relación amorosa.

Y claro, todo esto por poner un ejemplo.

Tú mejor que nadie, debes saber quién es tu pareja, qué virtudes tiene, qué características lo acompañan, qué defectos lo hacen irritante por momentos… Todo.

Éste es el momento para que tú conozcas realmente a la persona que está a tu lado, y dejes de segur creyendo lo que quieres creer, para que abras los ojos ante la verdadera realidad.

A lo mejor seas tú la persona indicada para ayudarlo en sus problemas, en sus debilidades, y para reforzar junto a él las más hermosas virtudes que lo acompañan.

2. La Falta De Intimidad

Las mujeres por naturaleza, buscamos con mayor enfoque vivir sentimientos de amor, de afecto, de cariño, de compañía, de comprensión, etc…

Sin embargo los hombres, por su naturaleza son seres más sexuales, que buscan la intimidad, que se atraen ante los momentos a solas con la pareja para entregar su cuerpo y su alma en una relación íntima.

Es por eso que a veces las mujeres, llegamos a pensar que los hombres «sólo nos quieren para el sexo, que a ellos no les importan nuestros sentimientos sino nuestro cuerpo».

Pues mujer, si estás leyendo esto, déjame decirte que sí… Los hombres por genética son más receptivos a las cosas sexuales, que a otras cosas.

Y bueno, no vayas a ser como otras… Que caen en el error de pensar que todos los hombres son unos miserables, que sólo quieren utilizarnos, que no tienen sentimientos y que nunca llegan a vivir el amor sincero.

No te engañes. El que sean como son por naturaleza, no los hace insensibles, ni miserables, ni tampoco unos enfermos del sexo, ni muchos menos unas malas personas… Habrá excepciones, pero no los iguales a todos en una misma categoría.

Así que, si ya no tienes tiempo para el sexo con tu pareja, entonces preocúpate (o más bien, ocúpate), porque las cosas van por mal camino.

Ni siquiera el «Te amo» diario, hará que la falta de intimidad y de conexión corporal, lleven a un punto crítico tu relación amorosa.

Y si tu excusa ha sido que estás enferma o que tienes dolor de cabeza para evitar el sexo, pues permíteme desilusionarte, porque ellos ya la conocen. Después de todo, no hay nada más energizante y lleno de vida que hacer el amor, ¿Verdad? 😉

3. Creer Que Tu Pareja Es Responsable De Tu Felicidad

De esto ya hemos hablado antes…

El dueño de tu felicidad, eres tú mismo. La felicidad es muy diferente a la alegría. Los momentos alegres en pareja, no significan que tu vida sea feliz, porque eso es absolutamente independiente de todo lo que te pase.

La felicidad es un estilo de vida que tú mismo debes crear para ti.

Está bien que con tu pareja vivas momentos maravillosos, de mucha alegría, risas, emoción, amor y satisfacción. Pero ten cuidado, que tú seas feliz no está en sus manos, está en las tuyas.

Él sólo es un medio que hay en tu vida, a través del cual puedes maximizar tu alegría diaria (o así debería ser en el mejor de los casos).

Siempre recuerda que una vida feliz, debe ser tu propósito, porque solo tú mismo puedes conseguirlo 😉

No hagas a nadie más responsable de los buenos y malos momentos que pases. Si con alguien viviste una mala experiencia, fue tu culpa el estar en ese lugar y en ese momento específico del acontecimiento… Piénsalo.

4. Dejar De Lado Tu Propio Espacio, Y El De Él

Cuando votas a la basura el tiempo a solas que puedas pasar contigo mismo, y pones por encima cualquier otra cosa… Entonces estás cayendo en un grave error.

Tú necesitas tu propio espacio, con tus amigos y familiares, con tu propia reflexión, con tus propios pensamientos y actividades. Él también necesita su espacio, donde pueda hacer lo que quiera sin ser interrumpido por ti o por alguien más.

Centrarse tanto en estar con nuestra pareja, y dejar a un lado el tiempo de cada uno a solas, conlleva al cansancio, a la monotonía y finalmente al desespero de ambos.

Si te dan celos el sólo pensar que tu pareja tenga su propio espacio para hacer lo que quiera, entonces es porque no confías en el amor y en la sinceridad que se supone que debe haber.

Y si no hay confianza, sinceridad, amor y verdadera comunicación, entonces tienes muchas cosas por hacer si quieres salvar tu matrimonio, noviazgo o simplemente relación amorosa.

Con que tengas en cuenta esto, y a lo mejor te intereses en aprender a Mejorar Tu Relación De Pareja, créeme que cosas buenas te esperan.